¡8 pasos para aprender hablar un idioma sin profesor, fácil, rápido y sin manuales!



1.   Empieza
aprendiendo el vocabulario básico para tener una base
Aprende los saludos, los artículos,
los verbos básicos y el mínimo vocabulario de actividades de la vida cotidiana,
como son las compras, la comida, el transporte y las profesiones.
2.     Lee artículos sobre cosas que te interesan
Leer un artículo cada día es una
actividad que necesita muy poco tiempo y esfuerzo. Leyendo algo que te
interesa, como por ejemplo artes, descubrimientos científicos o política, te dedicaras mucho más
fácil y sin siquiera darte cuenta de que estás ¨estudiando¨.
3.     Busca las palabras desconocidas en un diccionario
El más tiempo que gastas en una
tarea el más que se te va a quedar en la memoria. Además, en el diccionario hay
variedad de ejemplos de todos los usos posibles de una palabra, lo cual te
enriquece aún más el vocabulario.
4.     Ve películas/series y escucha música en el idioma que
quieres aprender
Al principio, no te vas a enterrar
de nada. El día siguiente entenderás un poco más y así seguirás mejorándote
cada día más. Es la mejor forma para aprender frases coloquiales del día a día
y para acostumbrarte con la pronunciación de los nativos. Dentro de muy poco
tiempo estarás capaz de entender, por lo menos, el contenido de todas las
conversaciones.

5.     Habla con nativos
Eso lo puedes conseguir de muchas
formas. Por ejemplo, empezando una conversación con nativos mientras viajas,
con nativos que viven en tu país y por supuesto en el rey del traspaso de las
fronteras: por internet. Hay muchas aplicaciones para Android y Apple que
puedes descargar en el móvil o usar por el ordenador que son chats
especializados para eso. Puedes encontrar nativos y hablar con ellos. Así ellos
te ayudarán a ti y tú a ellos!
                                       
6.     Dedica tiempo todos los días aunque sea poco
Mantiene el contacto con el idioma
todos los días por lo menos por 20-30 minutos. Así mantendrás tu cerebro activo
y poco a poco empezarás a pensar en el cuyo idioma.



7.     Habla desde el día 1
Claro que te vas a equivocar! Pero
lo que importa es hablar aunque esté con un vocabulario limitado o con falta de
conocimiento de gramática. Da igual! Habla para acostumbrarte a pensar en el
idioma e intenta no traducir de tu idioma maternal.

                                       

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: